Qué es la Energía Biomasa: Definición y Cómo se Produce

La energía biomasa, también conocida como energía orgánica, es la generada o producida por organismos vivos, o que lo estuvieron alguna vez, derivados de las plantas. Comúnmente, las fuentes de bioenergía más utilizadas provienen de cultivos como el maíz y la soja. La energía de estos organismos puede ser quemada para crear calor o convertirse en electricidad.

El ser humano ha utilizado la energía de la biomasa o bioenergía desde que se comenzó a quemar leña para cocinar alimentos y mantenerse caliente. En la actualidad la madera sigue siendo el mayor recurso energético de biomasa, en la que también pueden ser utilizados otros recursos.

Estos recursos incluyen: cultivos alimentarios, plantas herbáceas y leñosas, residuos de la agricultura o la silvicultura, algas oleaginosas y el componente orgánico de los residuos municipales e industriales. Incluso el gas metano de los vertederos (principal componente del gas natural) pueden utilizarse como fuente de energía de biomasa.

Definición de energía biomasa y en qué consiste

La energía de la biomasa, a veces conocida como bioenergía, es una fuente de energía alternativa producida a partir de materia orgánica. Esta se presenta en forma de plantas y residuos vivos o recientemente vivos.

Fuentes de energía biomasa

Como concepto, la biomasa consiste en la energía contenida dentro de plantas y animales. La clorofila presente en las plantas absorbe el dióxido de carbono de la atmósfera y el agua del suelo a través del proceso de fotosíntesis.

La misma energía se transmite a los animales cuando se los comen. Se considera que es una fuente de energía renovable porque el dióxido de carbono y el agua que contienen las plantas y los animales se liberan a la atmósfera cuando se queman y a la vez podemos cultivar más plantas y cultivos seguir generando bioenergía de manera infinita.

Para que se produzca energía de biomasa, la materia orgánica debe someterse a un proceso de conversión. Hoy en día estos procesos de conversión incluyen:

Combustión

Aquí es donde la materia orgánica se quema en presencia de oxígeno para generar calor. Este se puede utilizar para fines de calefacción en los hogares como también para producir electricidad mediante el vapor generado al calentar las aguas.

Gasificación

Este es un proceso que convierte la materia orgánica en dióxido de carbono, monóxido de carbono y hidrógeno. Para lograr esto, los materiales orgánicos reaccionan usando calor sin combustión con una cantidad limitada de vapor u oxígeno.

El resultado es una mezcla de gases llamada gas de síntesis o gas productor, que también es una forma de combustible. La energía resultante de la gasificación y la combustión del gas producido se clasifica como renovable si los elementos que fueron gasificados proceden de la biomasa. El gas sintético se puede utilizar para calefacción, generación de electricidad y muchas otras funciones.

Pirólisis

Este término proviene de 2 palabras derivadas de elementos griegos; piro, que significa fuego y lisis, que significa separación. La pirólisis es el proceso de descomposición de materia orgánica a altas temperaturas sin oxígeno.

Debido a que el oxígeno no está presente durante este proceso, la materia orgánica no se quema. En cambio, se descompone en 3 formas: un líquido conocido como bio aceite, un sólido conocido como biocarbón y gas sintético.

Biodigestión

Este proceso también se conoce como digestión anaeróbica. Es donde las bacterias descomponen la materia orgánica en ausencia de aire para producir biogás. Luego este biogás es capturado y quemado para producir energía.

Fermentación

La fermentación es el proceso de convertir el azúcar de materia orgánica en alcohol, comúnmente conocido como etanol, con la ayuda de levaduras. El etanol derivado puede ser utilizado como fuente de combustible para los automóviles.

¿Como la biomasa se convierte en energía?

Desechos municipales como energía biomasa

La quema de materia orgánica es la forma más común de convertir la biomasa en energía. La quema de materiales como la madera, los residuos y otras materias vegetales libera energía química almacenada en forma de calor, la cual se puede utilizar para hacer girar los ejes y producir electricidad.

Veamos a continuación los pasos para generar electricidad a través de la biomasa.

  1. La energía del sol se transfiere y almacena en las plantas. Cuando las plantas son cortadas o mueren, las astillas de madera, la paja y otros materiales vegetales son llevados a una especie de depósito.
  2. Toda esta materia se quema para calentar agua en una caldera y que esta a su vez pueda liberar energía calorífica en forma de vapor.
  3. Toda la potencia o energía del vapor se dirige a las turbinas mediante el uso de tuberías.
  4. El vapor hace girar una serie de palas en la turbina y en los generadores, los cuales están hechos de bobinas e imanes.
  5. Los campos magnéticos cargados producen electricidad, que se envía a los hogares mediante cables.

De igual manera la materia orgánica puede ser convertida en energía mediante la descomposición. Las cosas que se pueden pudrir, como la basura, los desechos humanos, los animales muertos y similares, puede dejarse descomponer, y estos en estado de putrefacción liberan un gas conocido como metano o gas de vertedero.

El metano puede ser capturado por una máquina llamada “Microturbina” y convertido en electricidad. A veces, los desechos animales (caca) también pueden ser convertidos en metano por una máquina llamada “digestor anaeróbico”.