Manifestaciones de la Energía y su Aprovechamiento (Definición e Importancia)

Definimos el concepto de energía a nivel general, enlistamos como esta se manifiesta según sus formas y además vemos tanto el aprovechamiento de la energía, como también sus propiedades e importancia.

Qué es la Energía

¿Qué es la energía?

El concepto de energía se conoce como la capacidad que tiene un determinado sistema físico para realizar un trabajo o acción. Sin embargo, es importante tener en cuenta que sólo porque exista no significa que esté necesariamente disponible para trabajar.

En términos generales, cuando se habla de energía se refiere al potencial para causar cambios, y en base a esta definición común, se podría decir que es el trabajo que una determinada fuerza puede hacer.

La energía tiene las mismas unidades que el trabajo; una fuerza aplicada a la distancia. Esta no tiene dirección en el espacio, y por lo tanto se considera una cantidad escalar cuya magnitud propia le es suficiente para representarse.

Desde el punto de vista de la ciencia, la energía es la facultad de hacer el trabajo bajo la máxima cantidad de cambios posibles que se pueden llevar a cabo a un sistema.

Manifestaciones de la energía

La energía es todo el poder que nos rodea, y gracias a esa gran variedad de fuerzas, esta tiene la capacidad de transformarse. Es por esto que las formas de energía como la cinética y la potencial, se manifiestan a través de diferentes tipos y características que abarcan todo el espectro energético.

Sin importar de donde vengan todos los tipos de energía, existen clasificaciones, formas y expresiones que se manifiestan en la lista de 14 tipos que te presentamos a continuación:

  1. Energía Eléctrica
  2. Energía Mecánica
  3. Energía Térmica
  4. Energía Química
  5. Energía Nuclear
  6. Energía Gravitacional
  7. Energía de Ionización
  8. Energía Radiante
  9. Energía Luminosa
  10. Energía Magnética
  11. Energía Sonora
  12. Energía Elástica
  13. Energía Superficial
  14. Energía Metabólica

La energía y su aprovechamiento

La energía es la base fundamental de la industrialización, ya que sin ella, la vida moderna que conocemos hoy dejaría de existir. Sin embargo, la explotación, exploración, conversión y usos de la energía tiene efectos que impactan al medio ambiente de una manera u otra.

Tanto las fuentes, como la clasificación de los tipos de energía y sus transformaciones, repercuten de formas distintas en el medio ambiente y en mayor o menor medida según sus características, ya sea que se trate tanto de energías renovables como no renovables.

El enfoque principal debe centrarse en las implicaciones y responsabilidades, tanto de las elecciones que hacemos, como de las decisiones que tomamos en relación con el uso de la energía y su aprovechamiento.

Al juzgar por la amenaza que representa la energía no renovable para los seres humanos y el medio ambiente, cada vez más se recomienda aumentar el uso de la energía renovable, y de la misma manera, buscar formas alternativas y sostenibles de satisfacer nuestras demandas energéticas.

Energía en la física

En la física la energía es una propiedad de la materia, el espacio, los objetos y los campos. Esta se puede convertir en formas y transferirse entre objetos. Aquí la energía está en el proceso de transferencia de un cuerpo hacia otro. Una vez transferida procede a designarse siempre según su naturaleza.

Por lo tanto, el calor transferido puede convertirse en energía térmica, mientras que el trabajo realizado puede manifestarse en forma de energía mecánica.

La energía puede ser convertida de una forma a otra de varias otras maneras. Por ejemplo, la energía eléctrica utilizable es producida por muchos tipos de dispositivos, incluyendo motores de calor que queman combustible, generadores, baterías, celdas de combustible y sistemas magnetohidrodinámicos.

Energía en la química

En la química la energía es el potencial que tiene una sustancia de pasar por un cambio o transformación mediante una reacción de energía química que le permita transformar otras sustancias.

A modo de ejemplo estos procesos se incluyen en la fabricación de productos de consumo masivo como alimentos, baterías gasolinas y otros.

Romper o hacer enlaces químicos implica el uso energético, la cual puede ser absorbida o evolucionar de un sistema químico. Comúnmente se establece el concepto erróneo de que la potencia es liberada cuando se rompen los enlaces, mientras que la energía es necesaria para romper los enlaces.

Importancia de la energía

El sol directa o indirectamente, es la fuente madre de toda la energía que está a disponibilidad en la tierra, por tal razón, la energía es esencial tanto para la vida en el planeta como para todos los organismos vivos.

Nuestras elecciones y decisiones energéticas afectan a los sistemas naturales del medio ambiente de maneras que tal vez no hayamos visto nunca, por lo que es esencial que elijamos con cuidado nuestras fuentes de energía.

El verdadero costo de la energía es algo más que dólares y centavos, también hay importantes factores económicos, políticos y sociales y consecuencias que considerar.

El crecimiento energético está directamente asociado con el bienestar y la prosperidad en todo el mundo. Satisfacer la creciente demanda de energía de una manera segura, sostenible y ambientalmente responsable es un desafío clave que debemos estar dispuestos a asumir.

Propiedades de la energía

La energía contenida en la materia es invisible, pero la luz, el movimiento, el viento y las olas son algunas de las formas en las que esta se manifiesta.

Según el principio de la ley de conservación de la energía, la totalidad energética de un sistema permanece constante, aunque la energía como tal tiene la capacidad de transformar su forma.

Ya sea en su modo natural o aprovechada por los seres humanos, la fuerza puede transmitirse de un objeto a otro, lo que sucede muy a menudo mediante el proceso de conversión.

Por ejemplo, si enrollamos una canica en el suelo, esta se ralentiza y se detiene quedando gradualmente sin energía cinética a causa de la fricción.

Pero esto no significa que en el objeto ya no quede energía, sino que se ha convertido en calor y se ha transmitido al suelo y al aire. De hecho, la cantidad total de energía contenida en el universo es finita y constante.

Cuando se habla o discute sobre la generación de energía, se emplea el término de manera incorrecta, porque en realidad no se está creando sino que se está convirtiendo.

4.9
17