Qué es la Energía No Renovable: Definición, Ventajas y Desventajas

La energía reside libremente en la vida natural. Algunas de ellas son energías renovables las cuales existen indefinidamente (nunca se agotan), y el resto que existe en cantidades limitadas llamadas energías no renovables (las cuales tardaron millones de años en formarse y algún día se agotarán).

La energía no renovable es la procedente de combustibles fósiles y uranio, quienes se componen principalmente de carbono. Se cree que los combustibles fósiles se formaron hace más de 300 millones de años durante un período al cual se le denomina como “carbonífero”.

Definición de energía no renovable

Energía No Renovable

La inmensa mayoría de las fuentes de energía no renovable son carburantes fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural y cuyo principal componente es el carbono.

La energía no renovable es la que se obtiene de diversas fuentes y recursos provenientes en su mayoría de combustibles fósiles, los cuales son limitados y completamente agotables.

Todos los hidrocarburos fósiles se formaron de manera similar, hace cientos de millones de años. Incluso antes de los dinosaurios, la tierra tenía un paisaje diferente, estaba cubierta de amplios y poco profundos mares y bosques pantanosos.

Plantas, algas y plancton crecieron en estos antiguos humedales, quienes absorbieron la luz solar y a partir de ahí crearon energía a mediante la fotosíntesis. Una vez muertos, los organismos se desviaron al fondo del mar o lago. Había energía almacenada en las plantas y animales cuando murieron.

Al pasar el tiempo, las plantas muertas fueron aplastadas bajo el lecho marino. Rocas y otros sedimentos apilados encima de ellos fueron creando alta presión y calor debajo de la tierra.

Bajo este ambiente, las plantas y los animales eventualmente se convierten en combustibles fósiles (carbón, gas natural y petróleo). Hoy en día, existen enormes bolsas subterráneas (llamadas reservas) de estas fuentes de energía no renovables en todo el mundo.

Característica

Las fuentes de energía no renovable son recursos naturales energéticos de gran importancia para una gran número de industrias. Sin embargo, estas representan numerosas desventajas y consecuencias negativas en cuanto a su impacto ambiental y el hecho de sus limitados suministros.

La seguridad energética cobra cada vez más importancia a nivel global. Dependemos tanto de la energía que el acceso continuo a ella es un requisito previo para el funcionamiento de nuestra economía y nuestra sociedad.

El suministro de energía en la región y la riqueza de recursos naturales de los países, ayuda a determinar al menos en parte las relaciones con otros países.

La disponibilidad energética asequible es el tema clave de la política moderna. En este contexto, una cosa que sin duda vale la pena destacar es el hecho de que estas preocupaciones entran en juego casi exclusivamente cuando hablamos de fuentes de energía no renovable.

Aunque muchos países pueden no tener depósitos de carbón, petróleo, gas natural o uranio, sin duda pueden beneficiarse de la energía eólica, solar, geotérmica, hidroeléctrica o una combinación de ambas.

El uso de la energía no renovable afecta nuestra vida cotidiana más allá de las relaciones con otros países. Tiene repercusiones en nuestra salud y el medio ambiente, pero también tiene implicaciones para la sostenibilidad a largo plazo de nuestras economías.

Podemos usar energía no renovable para:

  • Cocinar
  • Electricidad
  • Calefacción
  • Fabricación
  • Transporte

Ventajas y beneficios de la energía no renovable

Disponibilidad suficiente: Los seres humanos han invertido mucho tiempo, esfuerzo y dinero en la obtención de combustibles fósiles, así que por el momento y largo plazo tenemos un suministro disponibles para suplir nuestras demandas energéticas.

Fáciles de encontrar: Los combustibles fósiles se pueden encontrar en todo el mundo, con un gran cantidad de zonas ya identificadas como ricas y abundantes en estos recursos.

Eficiencia: los combustibles fósiles son capaces de generar mucha energía, incluso con un uso mínimo de combustible.

Fáciles de transportar: los combustibles fósiles pueden transportarse fácilmente, por ejemplo, utilizando conductos soterrados como canal de transporte de combustibles como el petróleo y el gas.

De fácil instalación: Una central de combustibles fósiles puede ser instalada en cualquier lugar, siempre y cuando haya una gran cantidad de carburante para generar energía.

Desventajas de la energía no renovable

Contaminación como desventaja de la energía no renovable

Contaminación del medio ambiente: La combustión de carburantes fósiles libera una cantidad de dióxido de carbono el cual está estrechamente vinculado con el efecto invernadero, por lo que los carburantes fósiles son muy perjudiciales para la salud de nuestro planeta.

Grandes cantidades de reservas de combustible: Para mantener las centrales eléctricas funcionando, se necesitan cargas de combustible en camiones. Esto puede hacer que la generación de energía sea muy cara.

Problemas de salud pública: Debido a toda su contaminación atmosférica desagradable, la quema de combustibles fósiles puede causar problemas pulmonares y ataques de asma en los seres humanos.

Son finitos: Una vez que se hayan agotado los suministros de combustibles fósiles de la tierra, no podrán ser renovados (al menos no por varios cientos de millones de años), por lo que no podremos utilizarlos para nuestras crecientes necesidades energéticas.

Derrames de petróleo: A veces ocurren accidentes al transportar el petróleo, los cuales vierten su contenido en el mar y en la costa cercana. Esto es catastrófico para el océano y la tierra, y además puede ser mortal para los animales que allí viven.

Costos en alza: Como sólo unos pocos países poseen una gran cantidad de combustibles fósiles, los precios de los hidrocarburos pueden subir sin previo aviso.

Riesgos en la salud de los trabajadores: La minería del carbón o la extracción de petróleo pueden ser muy arriesgadas, provocan un gran número de enfermedades, lesiones y muertes cada año.

Si bien existen algunas ventajas en el uso de combustibles fósiles para nuestra energía, es evidente que los factores perjudiciales superan con creces a los aspectos positivos.

Sin una fuente alterna de energía, pronto podríamos enfrentarnos a una gran crisis energética y a un desastre para la salud de nuestro planeta.