Qué es la Energía Undimotriz o de Las Olas: Definición y Cómo Funciona

La energía undimotriz es básica y fundamentalmente un tipo de energía renovable que se obtiene de las olas del mar y junto con la energía mareomotriz es un subtipo perteneciente a la energía oceánica.

Esta tiene origen cuando el viento sopla sobre la superficie del mar transfiriendo su poderosa fuente de energía a las aguas marinas. Además de la densidad del agua, la salida de esta energía se mide por la velocidad, la altura y la longitud de la onda. Lo que indica que mientras más fuertes es el oleaje, mayor cantidad de energía produce.

La energía captada puede ser empleada tanto para la producción de electricidad, centrales eléctricas o para el bombeo de agua. No es para nada sencillo capturar la energía de las olas y esta es una de las principales razones por la que existen muy pocas plantas generadoras de olas en todo el mundo.

Cuando miras una playa y ves que las olas chocan contra la orilla, estás siendo testigo de esta fuente de energía renovable en plena acción. A menudo muchas personas tienden a confundir y mezclar a la energía de las olas  con la energía de las mareas, las cuales son totalmente diferentes.

Definición y en qué consiste la energía undimotriz

De manera simple y definitiva pudiéramos definir que la energía undimotriz consiste en la energía contenida en el oleaje de los océanos. También se pudiera afirmar, que la energía olamotriz es proporcional al cuadrante de la altura de la ola y su altura es inversamente proporcional a la profundidad del agua.

Energía Undimotriz

Esto automáticamente significa, que las olas mientras más cercanas están de la costa mayor cantidad de energía llevan en sí.

Las olas son causadas por los vientos que soplan a través de la superficie del mar. La energía eólica se transfiere a las olas y, por lo tanto, cuanto más fuerte es el viento, más energía hay en las mismas.

Las olas viajan a través de los océanos a gran velocidad y distancia. Cuanto más fuerte es el viento, más energía se transfiere a la marea y mayor es la distancia que recorre. Así que básicamente, la energía es transferida por las ondas superficiales y para que sea útil, necesita ser captada y transformada en energía útil y utilizable como la electricidad.

Los océanos cubren alrededor del 70% de la superficie de la tierra y están considerados como una de las mayores fuentes de energía renovable. Los vientos que soplan sobre los océanos producen olas en todas partes del mundo con diferente frecuencia y potencia debido a que algunos lugares son más adecuados que otros para la captación de la energía undimotriz.

Cuando una ola choca en la orilla libera grandes cantidades de energía ya que la marea del océano traslada grandes cantidades a medida que suben y bajan. Para ilustrar la cantidad de energía que contienen, debe notarse que una onda de 10 pies de alto por 3 pies de largo lleva suficiente energía para encender 1000 bombillas.

Cómo se forman esas olas

Como se forman las olas

En general hay dos tipos de ondas, la longitudinal y la transversal. Las ondas transversales son donde el movimiento del medio, está en ángulo recto con el movimiento de las ondas.

Estas tienen un punto de energía bajo y alto. El punto de alta energía es conocido como la cresta de la ola, mientras que el punto de baja energía es conocido como el canal.

Cuando el viento sopla sobre la superficie del agua lo suficientemente fuerte, crea olas. Esto ocurre más a menudo y más poderosamente en el océano debido a la falta de tierra para resistir el poder del viento.

Los tipos de ondas que se forman dependen del lugar desde donde están siendo influenciadas. Las olas largas y constantes que fluyen sin parar contra la playa se forman probablemente de tormentas y condiciones climáticas extremas a lo lejos.

El poder de las tormentas y su influencia en la superficie del agua es tan poderoso que puede causar olas en las costas de otro hemisferio. Por ejemplo, cuando Japón fue golpeado por un tsunami masivo en 2011, creó olas poderosas en la costa de Hawai e incluso hasta las playas del estado de Washington.

Cuando ves olas altas y entrecortadas que suben y bajan muy rápidamente, es probable que estés viendo olas que fueron creadas por un sistema meteorológico cercano. Estas ondas son usualmente ocurrencias recién formadas.

Cómo funciona la energía undimotriz

Para aprovechar la energía de las olas y hacer que genere y produzca energía para cada uno de nosotros, tenemos que ir donde se encuentra el oleaje. El uso exitoso y rentable de la energía de las olas a gran escala sólo ocurre en unas pocas regiones del mundo.

La energía de las olas es, esencialmente, una forma condensada de energía solar producida por la acción del viento que sopla a través de la superficie del agua del océano, que puede ser utilizada como fuente de energía.

Energía de las Olas

Cuando los intensos rayos del sol golpean la superficie de la atmósfera, la calientan. La intensidad de estos rayos varía considerablemente en diferentes partes del mundo. Esta disparidad de la temperatura atmosférica alrededor del mundo hace que el aire atmosférico viaje de regiones más calientes a regiones más frías, dando lugar a vientos.

A medida que el viento se desliza sobre la superficie del océano, una fracción de la energía cinética del viento se desplaza al agua que hay debajo, dando como resultado a las olas.

De hecho, el océano podría ser visto como un gigantesco acumulador de energía transportado por los rayos solares a los océanos, con las olas trasladando energía de movimiento a través de la superficie del marina.

Con eso en mente, podemos concluir con seguridad que las olas son una forma de energía, no simplemente el agua que se desliza sobre la superficie del océano.

Las olas son capaces de viajar a través de los océanos sin perder mucha energía en el proceso. Sin embargo, cuando llegan a la costa, donde la profundidad del agua es considerable, su velocidad se reduce mientras que su tamaño aumenta de manera significativa e importante.

Para qué sirve

Como dijimos en párrafos anteriores, los océanos cubren el 70% de la superficie terrestre y esto significa que la energía undimotriz tiene un inmenso potencial. Se trata básicamente de un recurso renovable inmerso y sin explotar.

Se ha estimado que con las tecnologías y conocimientos actuales podemos producir 2 terawatts de electricidad, el doble de la cantidad de energía eléctrica que se genera actualmente.

Se cree que la energía olamotriz o del oleaje es una de las formas más benévolas para producir electricidad, ya que se produce en los lugares donde menos impacta en el medio ambiente y resuelve uno de los problemas que tiene cada planta de generación energética, que es “no en mi patio trasero” con el que se enfrentan un gran número de comunidades.

La energía del oleaje es más predecible que las otras dos fuentes de energía renovables competitivas, la energía eólica y la energía solar, sin contar de que tiene una densidad de potencia muy elevada debido al agua que la transporta.