Fuentes de Energía Renovable

Cuando hablamos de fuentes de energía renovable, debemos comprender que todos los recursos energéticos proceden de la naturaleza. Tanto el carbón como el petróleo se extraen del subsuelo y pueden ser utilizados del mismo modo para crear energía.

Sin embargo, el petróleo crudo es usualmente refinado y procesado para ser derivado en otros subproductos. Del mismo modo, el carbón debe transformarse en otras formas energéticas para ser utilizado plenamente.

En ese sentido, la energía renovable son aquellas fuentes con posibilidad de ser utilizadas una y otra vez, ya que están disponibles en abundancia y sin rasgos de que puedan perecer. Estos recursos pueden ser utilizados para convertir toda su energía en electricidad.

Te pudiera interesar:

¿Qué se entiende por recursos de energía renovable y cuáles son?

Energía Renovable

Hay múltiples fuentes de energía renovables que se consideran respetuosas con el medio ambiente y que aprovechan los procesos naturales. Estos recursos energéticos proporcionan una fuente alternativa de energía “más limpia”, ayudando a negar los efectos de ciertas clases contaminantes.

Si bien hay varios proyectos y producción de energía renovable de gran magnitud, las tecnologías renovables también son idóneas para aplicaciones pequeñas fuera de la red, a veces en zonas rurales y remotas, donde la energía es a menudo crucial para el desarrollo humano.

A la energía renovable también se le llama “energía limpia” o “energía verde” porque no contamina el ambiente, el aire o el agua.

A diferencia del gas natural y el carbón, no podemos almacenar el viento y el sol para usarlos cuando necesitamos producir más electricidad. Si el viento no sopla o el sol se esconde tras las nubes, simplemente no habría suficiente energía necesaria para el consumo humano.

Las fuentes renovables de energía se hacen a partir de los recursos que la madre naturaleza proporciona de manera constante. A continuación te citamos las más importantes:

Energía solar

Uno de los primeros recursos renovables de energía corresponde a la energía del sol. La razón principal por la cual la vida en el planeta ha florecido y es la única fuente de energía auténticamente renovable. Alrededor del 70% de la luz solar se refleja en el espacio y sólo tenemos el 30% para satisfacer nuestras demandas energéticas.

La energía de sol se ha vuelto bastante práctica de usar. Ya sea para calentar agua industrialmente o simplemente para cocinar alimentos, esta puede ser usada con bastante facilidad. Con el desarrollo del panel solar y células fotovoltaicas, también se puede utilizar para crear y almacenar energía según sea necesario.

Las casas, coches y electrodomésticos alimentados por energía solar son cada vez más comunes hoy en día, al igual que las granjas solares que proporcionan electricidad a áreas que no están en la red eléctrica.

La energía del sol también puede ser utilizada para secar la ropa, por las plantas en el proceso de fotosíntesis y los seres humanos para mantener su cuerpo caliente durante las estaciones de invierno.

Energía eólica

La energía eólica se produce mediante la conversión de los flujos de viento en otros tipos de energía utilizando aerogeneradores, quienes transforman el potencial del aire en un par de torsión mediante rotación de fuerza, mismos que impulsan los generadores a momento de producir electricidad.

El viento es causado por enormes corrientes de aire en la atmósfera terrestre, impulsadas por la energía térmica del Sol. Esto significa que mientras el sol brille, habrá viento.

La superficie del suelo tiene tierra y agua. Cuando sale el sol, el aire sobre la tierra se calienta más rápido que el agua. El aire caliente es más ligero y sube. El aire frío es más denso y cae reemplazando al aire sobre la tierra. En la noche, ocurre lo contrario. El aire sobre el agua es más caliente y se eleva siendo reemplazado por el aire más fresco de la tierra.

Energía hidroeléctrica

La energía hidroeléctrica o hidroelectricidad es la forma de energía renovable más utilizada, la cual consiste en la producción de energía por medio del uso de la presión o fuerza gravitacional del agua cae o circula. Una vez construido un complejo hidroeléctrico, este no produce ningún tipo de residuos directos.

También se considera una forma sencilla y eficaz de suministrar electricidad a zonas que no son de fácil acceso para la red eléctrica habitual o simplemente se enfrentan a una falta de electricidad con bastante frecuencia.

La hidroelectricidad se basa de manera fundamental en utilizar la fuerza del agua en movimiento para generar energía. Siendo una fuente limpia, barata y renovable, se están llevando a cabo muchas investigaciones para el uso eficiente de los recursos hídricos que tenemos disponibles en el planeta.

Energía geotérmica

La energía geotérmica es una forma muy poderosa y eficiente de extraer energía renovable del planeta mediante procesos naturales. Esto puede hacerse a pequeña escala para suministrar calor a una unidad residencial o a muy gran escala para producir energía mediante una central geotérmica.

La energía geotérmica presenta la ventaja de que no produce contaminación y reduce nuestra dependencia a los carburantes fósiles. También resulta en un ahorro importante de costos, ya que no se necesita combustible para obtener la energía que yace debajo de la tierra.

La desventaja es que la tierra puede liberar algunos gases nocivos, los cuales pueden ser dañinos para la humanidad. Además, las áreas donde esta energía es utilizada suelen ser propensas a terremotos y volcanes.

Energía biomasa

La energía biomasa es el proceso por el cual se produce una energía alterna mediante la transformación de materiales biológicos y desechos en diferentes formas que pueden ser aprovechados como fuentes para la calefacción, generación eléctrica y transporte.

La biomasa es un recurso renovable de energía, ya que se podría producir de manera constante mientras existan cultivos, plantas y residuos. No crea los famosos efectos invernaderos y se puede extraer fácilmente mediante el proceso de combustión. Otra ventaja de la biomasa es que ayuda a reducir los vertederos y los daños que estos causan al medio ambiente.

La madera, cultivos, plantas, rellenos sanitarios, residuos municipales e industriales, árboles y residuos agrícolas son las fuentes más comunes para producir bioenergía.

Energía oceánica o marina

Dado el inmenso tamaño de los océanos, la energía oceánica puede utilizarse a una escala mucho mayor que las otras fuentes alternativas de energía. Las olas producidas por el océano y las mareas que llegan a la orilla del mar tienen un enorme potencial en sí mismas.

La energía marina es un término utilizado para describir todas las formas de energía renovable derivada del mar, la cuales si se utilizan con plena capacidad, pueden contribuir en gran medida a reducir los problemas energéticos mundiales.

Existen 2 subtipos de energía que se derivan propiamente de la oceánica: la energía mareomotriz y la energía de las olas.

Energía del hidrógeno

El hidrógeno es el elemento con mayor disponibilidad en la tierra, ya que está presente en el agua y puede ser una tremenda fuente renovable de energía para propulsar barcos, cohetes, submarinos, vehículos, hogares e industrias. El agua (H2O) contiene dos tercios de hidrógeno, pero este generalmente se encuentra en combinación con otros elementos.

Una vez que se separa del agua, puede ser utilizado como combustible o para producir electricidad. La energía del hidrógeno es totalmente renovable, respetuosa con el medio ambiente, no deja emisiones tóxicas y puede ser producida bajo demanda.

Tiene la desventaja de que se necesita una gran cantidad de energía para extraer hidrógeno de otros elementos y por lo tanto resulta sumamente costoso de extraer.